05 julio 2013

Empresas visionarias


Las empresas no sólo tratan de ver el futuro - lo crean. La historia de la innovación está repleta de ejemplos de errores de apreciación respecto a la dinámica de las nuevas tecnologías.

La capacidad visionaria es una habilidad  fundamental para el proceso de innovación, ya que ésta determina en gran medida cómo una empresa opta por utilizar sus recursos (generalmente escasos). Piensa, por ejemplo, en cómo Nokia fue sorprendida por la llegada de los teléfonos inteligentes en 2007 y ahora está luchando para reinventarse. Una cuestión vital es determinar qué separa a las empresas visionarias de las que eventualmente se quedan atrás.

Desde luego, los conocimientos y las previsiones tecnológicas no son suficientes. Kodak desarrolló el primer prototipo de cámara digital en 1975 e inventó el primer sensor de megapíxeles en 1986. Sin embargo, la empresa hizo bancarrota en 2012. El centro de investigación de Xerox en palo Alto (PARC) inventó algunas innovaciones impresionantes en la década de 1970, pero no encontró la manera de comercializarlos. 

Yo diría que la principal característica que distingue a las empresas innovadoras es cómo se relacionan con los mercados. ¿Es un mercado existente y predefinido, o es alguno que se pueda crear, transformar o redefinir?

Preguntas como de dónde viene el mercado, quién lo creó en primer lugar y cómo se puede explicar y entender este proceso resultan fundamentales. Probablemente la característica más notable de la economía capitalista es precisamente cómo se crean, transforman o destruyen los mercados.

Desde luego, los mercados existen y pueden analizarse en términos de oferta y demanda. Pero también es verdad que muchos productos han dejado de existir, otros han cambiado y muchos otros nuevos se han creado. La ropa utilizada como un bien de capital ha desaparecido (antes un abrigo podía durar 20 años). Hoy en día, la ropa es de un consumo instantáneo y es una parte integral de autoexpresión en el mundo moderno. Existe un mercado de crema dental para gatos - y vienen en diferentes sabores. La música portátil fue durante mucho tiempo una quimera pero en los últimos sesenta años este mercado se ha creado, destruido y vuelto a crear con distintas oleadas de innovación: la radio de transistores en la década de 1950, el Walkman en la década de 1980 y el reproductor de MP3 a finales de 1990.

.
La verdadera innovación no consiste en derrotar a los competidores. Más bien, se trata de cambiar las reglas del juego, dejando así fuera de juego a la competencia. Aunque la mayoría de personas suscriben esta conclusión, es sorprendente cómo las empresas de hoy día parecen diseñadas para hacer exactamente lo contrario: 
  • Muchas empresas utilizan algún tipo de segmentación del mercado (con lo cual tratan de adaptarse pasivamente al mercado, en lugar de tratar de redefinirlo). 
  • Sus herramientas financieras pretenden proyectar los ingresos futuros. Esas ganancias futuras se basan en la suposición de que el mercado es estable y seguirá existiendo (que se lo pregunten a las salas de cine). Hay que tener en cuenta que las cosas nuevas (innovaciones), siempre empiezan como algo pequeño.
Ser visionario no es sencillo pero no estar pendiente de lo que va a venir suele tener un precio muy alto.

No hay comentarios: