15 septiembre 2017

Las virtudes del fracaso


Recuerdo la historia que me contó un amigo, alto directivo en una multinacional, cuando en cierta ocasión le entrevistaban para un trabajo. Él se había preparado para cualquier pregunta que le pudieran hacer, pero la primera cuestión que le plantearon le desconcertó: "Usted, ¿ha fracasado alguna vez?", le preguntaron. 

Y es que aunque aquí el fracaso tiene muy mala prensa, en otros sitios lo contemplan con otra perspectiva. Por ejemplo, en las empresas punteras donde sobre todo buscan emprendedores que hayan obtenido lecciones de sus errores.  

En esos lugares, se premia la audacia, el atreverse a hacer algo. Y el fracaso se contempla como un paso necesario para poder aprender y que se supera con perseverancia y voluntad.

El fracaso además vuelve a uno más humilde, empático y sensible a lo complejo. Es una buena vacuna contra la arrogancia, el ego inflado y el dogmatismo.   

10 septiembre 2017

La técnica de las diez palabras


El método propuesto es recomendable cuando una persona o grupo ha identificado dónde las explicaciones o discusiones tienden a ir a la deriva, se van por caminos laterales, toman mucho más tiempo de lo debido, o no llegan a conclusiones sólidas.
El facilitador discute esto con la persona / equipo, y logra un reconocimiento de que este comportamiento está sucediendo, y es perjudicial para todos.
Entonces se presenta el método, siempre que la persona o los miembros del equipo tienen un problema a comentar o discutir, deben presentar el problema / situación utilizando un máximo 10 palabras (o menos). Hacer esto capta la esencia de la cuestión de una manera clara y comprensible para el oyente. Por supuesto, muchas cuestiones serán demasiado complejas y requerirán de más información, en esos casos el oyente puede, si así lo desea, pedir más información, pero al final la esencia debe siempre quedar plasmada en un máximo de diez palabras.
Conviene llevar a cabo esta técnica inicialmente en entornos controlados, pero después de esos primeros momentos los compañeros de trabajo / jefe pueden solicitar en cualquier momento las "Diez palabras", y la persona debe entonces resumir su posición actual, su problema, etc. en esas diez palabras.
Después de que se establece el método, puede permitirse cierta flexibilidad (por ejemplo, permitiendo ocasionalmente unas pocas palabras adicionales en el resumen).
Resultados habituales o esperados: Mejora del pensamiento sobre temas, foco general y atención a lo que es importante.
Una vez establecido, se puede utilizar en cualquier momento para lograr enfoque en cuestiones críticas.
Posibles peligros: Potencialmente puede ser utilizado como excusa para "ocultar" la información.
Cómo se evalúa el éxito: Mejora general del enfoque en temas importantes.
Ejemplos de éxitos y fracasos: Personas que eran conocidas por dar explicaciones erróneas y por su dificultad para llegar al “meollo” de la cuestión. Método utilizado específicamente para cambiar este comportamiento en circunstancias específicas, también mejora el rendimiento general individual y el de las reuniones.

05 septiembre 2017

Las ventajas de la diversidad para innovar



Todos sabemos que la diversidad social en un grupo con frecuencia causa incomodidad, interacciones más ásperas, falta de confianza, mayor conflicto interpersonal percibido, menor comunicación, menor cohesión, mayor preocupación por falta de respeto y otros problemas. Entonces, ¿Cuál es la ventaja de la diversidad?
Hay algo evidente: si se quiere crear equipos u organizaciones capaces de innovar, se necesita diversidad. La diversidad aumenta la creatividad. Alienta la búsqueda de información y perspectivas nuevas que conduzcan a una mejor toma de decisiones y a la resolución de problemas. La diversidad puede mejorar el balance de las empresas y conducir a descubrimientos importantes y a innovaciones revolucionarias. De hecho, simplemente estar expuesto a la diversidad puede cambiar la forma de pensar.
Esta es la conclusión de las investigaciones de científicos organizacionales, psicólogos, sociólogos, economistas y demógrafos.
Las personas que son diferentes entre sí (en raza, género y otras dimensiones) aportan información y experiencias únicas para llevar a cabo la tarea que tienen en sus manos. Un ingeniero masculino y un ingeniero femenino podrían tener perspectivas tan diferentes entre sí como ingenieros y físicos, y eso es algo bueno.
Estar con otros similares nos lleva a pensar que todos tenemos la misma información y compartimos la misma perspectiva. Esta perspectiva es lo que dificulta la creatividad y la innovación.
Cuando escuchamos disentimiento de alguien que es diferente de nosotros, provoca que pensemos más que cuando ese disentimiento viene de alguien que se parece a nosotros.
Cuando el desacuerdo proviene de una persona socialmente diferente, nos incita a trabajar más duro. La diversidad nos sacude en la acción cognitiva de maneras que la homogeneidad simplemente no lo hace.
Por ejemplo, agregar diversidad social a un grupo hace que la gente crea que pueden existir entre ellos diferencias de perspectiva y esa creencia hace que las personas cambien su comportamiento.
Los miembros de un grupo homogéneo asumen que estarán de acuerdo unos con otros; que comprenderán las perspectivas y creencias del otro; que serán capaces de llegar fácilmente a un consenso.
Pero cuando los miembros de un grupo se dan cuenta de que son socialmente diferentes entre sí, cambian sus expectativas. Anticipan diferencias de opinión y de perspectivas. Asumen que tendrán que trabajar más para llegar a un consenso. Y esta lógica explica tanto el lado positivo como el negativo de la diversidad social: la gente trabaja más duro en ambientes diversos tanto cognitiva como socialmente.
Y el trabajo duro conduce a mejores resultados.
Así es como funciona la diversidad: promoviendo el trabajo duro y la creatividad; alentando la consideración de alternativas incluso antes de que tenga lugar cualquier interacción interpersonal. El dolor asociado con la diversidad puede considerarse como el dolor del ejercicio. Uno ha de esforzarse para hacer crecer sus músculos. El dolor,  produce el beneficio, la ganancia. De igual manera, se necesita diversidad  - en equipos, organizaciones y en la sociedad en su conjunto - si queremos cambiar, crecer e innovar.

30 agosto 2017

Taza con cerradura


¿A quién no le han cogido la taza alguna vez y cuando ibas a echar mano de ella estaba sucia justamente cuando más te apetecía tomarte un café con ella?

A la persona que ideó este invento debió de sucederle en más de una ocasión.

La cerradura únicamente es accesible para el propietario de la taza. 

25 agosto 2017

El problema del sistema inmune


Al igual que ocurre en el cuerpo humano, si una organización se lanza a la innovación disruptiva, el resto de la compañía te ataca.

Al fin y al cabo, las empresas están construidas sobre la eficiencia y la predictibilidad  y eso aun a pesar de saber perfectamente que lo que se precisa en la actualidad es agilidad y flexibilidad. 

Estas personas ignoran o desdeñan una evidencia: si ellos no rompen el paradigma otros lo romperán por ellos. 

20 agosto 2017

La historia del Fox 40


Ron Foxcroft estaba arbitrando el partido de baloncesto más importante de su vida. Nada menos que una final Olímpica. Más de 18.000 espectadores estaban pendientes de las evoluciones de las selecciones de Estados Unidos y de Yugoslavia para dilucidar quien era finalmente el campeón.

El partido atravesaba una fase muy dura y un jugador yugoslavo le propinó un codazo a un norteamericano. Foxcroft pitó inmediatamente la personal. Pero el silbato le jugó una mala pasada. La bola de corcho que tenía dentro estaba un poco sucia o tal vez mojada. El caso es que el silbato no sonó y la grada se le echó encima de una manera ensordecedora. Foxcroft juró que nunca más le sucedería eso.   

Ron puso todo su empeño para diseñar un silbato que no tuviera la bolita de corcho y con la ayuda de un consultor en diseño industrial dio con el silbato ideal después de 14 prototipos: el denominado Fox 40. El silbato emite un sonido fuerte y penetrante, tanto que hay que procurar no silbar demasiado fuerte si cerca se encuentra un jugador. 

El silbato fue patentado y rápidamente llegó a instaurarse en las ligas profesionales de numerosos deportes. Hoy es el silbato universal. Se vende en más de 140 países y ha superado todas las fronteras profesionales ya que lo utilizan no solamente árbitros de todos los deportes sino también guardias, policías, personal de rescate, socorristas...  

Y todo ello "para elevarse por encima de las multitudes" como señala la publicidad de este invento. 

15 agosto 2017

El coche autónomo


La tecnología está revolucionado nuestro entorno y, por tanto, nuestras vidas. La tecnología de hecho es un eje crítico de transformación social. Las nuevas tecnologías propician nuevos estilos de vida.

Centrémonos por un momento en el coche autónomo. O, mejor dicho, en la revolución que probablemente éste provocará. 

Lo interesante será que el coche que te lleve al trabajo, en lugar de quedarse aparcado, siga después transportando a otras personas por la ciudad. Aparecerá un sistema híbrido en el que el transporte público y el privado cooperarán.

Si esto es así, la cantidad de vehículos en las ciudades será considerablemente menor que hoy día. Hay estudios que señalan que en las grandes urbes bastaría con un 20 % del parque automovilístico actual. Sobre todo porque los coches pasan el 95 % del tiempo aparcados.    

Esto conllevará también liberar mucho espacio que ahora se dedica a parkings. Y también supondrá repensar todo el sistema de infraestructuras.

10 agosto 2017

Una copa de vino potencia la creatividad


Un vaso de vino, o una cerveza, ayuda a desencadenar la creatividad. Eso señalan unos reputados investigadores austriacos. 

De hecho, otros estudiosos ya habían comprobado que un buen numero de los considerados grandes escritores habían tenido relación con la bebida.

Aunque parece ser que no es muy aconsejado para un trabajo enfocado, sí que parece  que ingestas moderadas de alcohol tienen incidencia en una escritura creativa. 

La  investigación, publicada en "Conciousness & Cognition", señala que esto puede ser debido a dos  circunstancias. Uno, cuando una persona está realmente enfocada en resolver un problema puede llegar un momento en que su mente se "quede clavada" en una determinada manera de resolver esa  situación. El alcohol hace que resulte más difícil tener todos los parámetros de la tarea en la mente. pero también puede facilitar a que "el flujo" venga desde una dirección bien distinta la prevista.    

La segunda explicación plausible es que el alcohol nos distrae de la tarea central y este hecho permite que conectemos mejor con nuestra mente inconsciente y de esta manera podemos dar  más fácilmente con soluciones alternativas al problema.

¡¡Habrá que celebrarlo!!  

05 agosto 2017

Desafíos que impresionan


Todos los desafíos tienen solución. Probablemente, más de una. Muchas veces, eso sí, nos sentimos  incapaces de encontrarla y señalamos con tranquilidad que "eso es imposible". Pero sí se quiere, se puede. 

Ahí tenemos el ejemplo del impresionante puente de Patra, en Grecia, que une el Peloponeso con el resto del continente. El puente es el más largo en su tipo del mundo (tablero continuo de 2252 metros) y la  complejidad que tuvo que superar para hacerse realidad fue tremenda.

Agua de 65 metros de profundidad, fondo inestable, zona con una alta actividad sísmica... los desafíos no eran pequeños. La solución final fue, hasta cierto punto, contraintuitiva: un tablero continuo que se mueva  como un péndulo durante un posible terremoto y que permita a su vez movimientos significativos entre las bases adyacentes.

El puente puede soportar:

  • la colisión de un buque tanque de 180.000 toneladas navegando a 18 nudos
  • velocidades del viento de hasta 250 km/hora
  • un terremoto de 7 en la escala de Richter 
Y también puede absorber hasta 2 m de desplazamiento en cualquiera de sus pilares. 

Una obra de ingeniería verdaderamente impresionante.

30 julio 2017

Aviones no tripulados


Recuerdo hace unos pocos años cuando trabajé unas semanas en Venezuela, tomar el ascensor. Dentro de él, había una persona sentada que era la encargada de pulsar los distintos botones del ascensor que las personas que íbamos subiendo a él le indicábamos. Ese su trabajo: el de ascensorista.

Los ascensoristas, al parecer, fueron muy populares en la década de los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo.  Luego la profesión se fue extinguiendo a medida que se iban introduciendo en los ascensores las botoneras automáticas.  En algunos países y lugares todavía perdura este oficio con una función muy curiosa: proporcionar tranquilidad a los usuarios.  

En pocos años, los aviones no contaran con pilotos. Serán totalmente autónomos. Y eso a pesar de que según las encuestas un 54 % de los pasajeros se negarían a volar en un avión que fuera autopilotado autónomamente. 

Estas personas no lo saben, pero cambiarán de opinión. Lo mismo que han cambiado la opinión de las personas que tomamos un ascensor sin que haya allí un ascensorista. De hecho, Airbus ha anunciado que ya tendrá un sistema totalmente desarrollado a finales de este mismo año. Boing, obviamente, está también en ello. 

Aunque bien mirado a las personas de la encuesta que dicen que nunca subirán a un avión autónomo les queda otra opción: desplazarse en otro medio de transporte.