25 septiembre 2016

Arriesgarse


A mediados de los noventa, Patagonia decidió cambiar el embalaje de su ropa interior térmica. Estaban utilizando un cartón grueso dentro de una pesada bolsa de plástico. 

Para no utilizar ese embalaje en la ropa interior más gruesa, decidieron probar colgándola como la ropa común. Enrollaron la ropa interior más ligera y la ataron con una banda elástica. Los expertos les advitieron que debían estar preparados para una reducción de un 30 % de las ventas, dado que sus competidoreseran empresas muy competitivas en sus embalajes. Por ejemplo, un competidor ofrecía su producto en llamativas latas selladas.

Sin embargo, a pesar de ello, Patagonia adoptó la medida (dejó de usar el embalaje). 

El primer año, esa práctica evitó el envío de doce toneladas de material por todo el mundo (que luego terminaban desechándose en vertederos) y permitió a la empresa ahorrar 150.000 dólares en embalaje innecesario. 

Paralelamente, las ventas de ropa interior térmica aumentaron un 25 %. Como las prendas no estaban escondidas en un paquete y se exhibían como ropa común, las personas pudieron sentir el material y apreciar la calidad. Y como estaban a la vista, lo mismo que otro tipo de ropa, la empresa se vio forzada a que sus prendas se vieran como  ropa común y corriente, hasta el punto de que ahora la mayoría de camisetas de capileno se pueden usar como camisetas corrientes, con lo cual la empresa alcanza su objetivo de ofrecer ropa multifuncional.

Muchas veces, arriesgarse tiene premios inesperados.

20 septiembre 2016

Decidir con qué idea quedarse

Llega un punto en el que, una vez evaluadas las distintas ideas que tenemos encima de la mesa, hay que tomar un decisión sobre qué idea llevar a término (aunque también podemos decidir no hacer nada, lo cual no deja de ser otra decisión).

Tradicionalmente, la gente piensa que existen únicamente dos formas de tomar decisiones: por autoridad jerárquica (alguien está al mando) o por consenso (todos pueden opinar).

Ambas formas tienen notables inconvenientes. Cuando alguien toma las decisones apelando a la jerarquía muchas personas pueden quedar frustradas (auque es verdad que las cosas se hacen). 

El consenso es un proceso lento y muchas veces se atranca y cualquiera puede bloquear al grupo si no se incorporan sus deseos y caprichos.

Existe una tercera forma de decidir entre distintas ideas (de tomar decisones, en suma) que se llama el "proceso de los consejos". Aquí, cualquier persona de la organización puede tomar una decisión pero antes de hacerlo debe pedir consejo a todas las partes afectadas y a todas las personas expertas en la materia. 

La propiedad de las decisiones, en este caso, cae en una sola persona: la que toma la decisión. Ésta se habrá asegurado antes de tomar la mejor decisión posible e intentará demostrar a quienes le aconsejaron que su confianza mereció la pena o que sus objeciones fueron irrelevantes.

De esta manera, el proceso de los consejos estimula la motivación y la iniciatriva.

Eso sí, para poder utilizar este proceso los directivos antes han de haber dejado el control...

15 septiembre 2016

Problemas complicados soluciones sencillas




¿Por qué desplazarse por los océanos para recolectar los desechos cuando los océanos se mueven hacia nosotros?

A sus 16 años, Boyan Slat tuvo una idea y concibió un invento para erradicar los plásticos de los océanos (cada año reciben ocho millones de toneladas). Es el llamado “The Ocean Cleanup”.

Ahora, 6 años después, Slat dirige un equipo de 50 personas, ha recaudado 10 millones de euros y ha lanzado el prototipo del mencionado invento en el Mar del Norte: una barrera de 100 metros que antecede al proyecto piloto previsto para 2017. Éste dará lugar al definitivo, mil veces más grande.

Se trata de una especie de costa artificial: una barrera pasiva donde se acumula el plástico arrastrado por las corrientes. En lugar de redes, usa pantallas sólidas y gracias a la orientación de éstas, que se amarran al lecho marino, los plásticos son arrastrados para acabar concentrándose en el centro de la matriz. Un punto central los recolecta y clasifica antes de enviarlos a tierra, con el plan de venderlos y así compensar costes.

El lanzamiento de su sistema de limpieza masivo está previsto para 2020.

¿Su objetivo? Erradicar la mitad del plástico que acumula la mayor isla de basura del globo (una extensión estimada en  700.000 kilómetros cuadrados) en 10 años.

Para Slat hay algo que está claro: “El plástico no se va por sí solo del océano, se acumula, por lo que tiene que ser limpiado en algún momento. Hay que empezar por algún lado”.

Un chico práctico. Y creativo!!

10 septiembre 2016

Tecnologías milenarias aplicadas hoy



Ecuador es el país con más ríos por kilómetro cuadrado del planeta, pero muchas comunidades no pueden dar de beber agua limpia a sus hijos. 

Cuando logran acceder por sí mismas al agua, todavía tienen que pensar en cómo purificarla. Ahí es donde entran los filtros de cerámica, unos sencillos recipientes con forma de maceta capaces de eliminar las bacterias que originan enfermedades como la diarrea (la segunda causa de mortalidad en el mundo).

Los filtros de barro, inventados en Guatemala en los años ochenta,  han ayudado a potabilizar el agua en otros países (Camboya, Ghana, etc.). El secreto radica en la porosidad de la pieza, que se consigue al mezclar la arcilla con materia orgánica (cáscara de arroz o granos de café) antes de la cocción. Al pasar el agua a través de ellos, los filtros retienen bacterias y parásitos, purificando así el agua.

Sin embargo, hasta ahora, estos filtros no eran capaces de eliminar los organismos más pequeños: los virus. Y ante este colosal reto (en Ecuador el 25 % de la población no tiene acceso a agua potable)  aparece una idea sorprendente y tremendamente sencilla.

A un alfarero se le ocurrió como respuesta a respuesta para mejorar la eliminación de virus utilizar la técnica de la cerámica negra. Esto es, hacer la cocción del filtro en un horno vertical de leña durante 24 horas, cerrando al final la salida de gases y provocando así una reacción química que tiñe el barro de color negro.

De hecho, ya antiguamente, esta cerámica se utilizaba para almacenar comida y agua, así que quizá ya se sabía que era buena para conservar porque tenía propiedades microbicidas. 

Muy pocas veces se pueden solucionar problemas tan importantes como la purificación de un bien de primera necesidad como el agua con algo tan sencillo como es coger barro, confeccionar la pasta, fabricar la vasija, cocerla y tener el producto.

En la actualidad existe un proyecto que enseñar a sea cada comunidad la que fabrique sus propios filtros y potabilice por sí misma el agua.



He aquí cómo una tecnología del Neolítico, la alfarería, contribuye a solucionar un problema del siglo XXI como la falta de agua potable.

05 septiembre 2016

Cambiar las reglas




La entidad bancaria ING prepara el lanzamiento de un servicio que permitirá a sus clientes sacar dinero en una amplia red de tiendas del país, haciendo frente así a los tradicionales cajeros.

Auque esta alternativa al cajero automático ya se utiliza en otros países (se conoce como cashback) es inédita en España y a buen seguro modificará el escenario del mercado. 

El plan de ING es que, a través de una aplicación que instalarán en sus teléfonos móviles, sus clientes puedan retirar dinero en efectivo de las cajas de los comercios adheridos. 

Estoy convencido de que el resto de bancos preparan ya la respuesta. 

30 agosto 2016

Pensar en el futuro


La foto que encabeza esta entrada ha adquirido bastante relevancia. Un usuario (a la sazón, personaje público) se quejaba hace un par de días en las redes sociales de lo que consideraba una supuesta "chapuza" en la construcción de esa carretera. 

Las redes "hirvieron" al ver la foto que rápidamente fue publicada en numerosos foros. 

Hasta que el titular de la carretera (el Ministerio de Fomento) respondió.


"La autovía (...) se ha construido con la previsión de una ampliación a un tercer carril. Por este motivo, los dinteles de las pilas se han ejecutado con un sobreancho que permitirá el alojamiento de las futuras vigas de los tableros de los viaductos ampliados. De esta forma se reducen los costes y la complejidad de las obras de ampliación", señalaba la respuesta del Ministerio.

Innovar es ir más allá. 

15 agosto 2016

Creatividad y máquinas




¿Podrá alguna vez la máquina superar a los humanos en la creatividad? De momento, parece que tenemos ventaja pero, ¿por cuánto tiempo?  

De hecho, si pensamos en el ajedrez hace tiempo que la máquina nos ha superado. Algunos estudiosos de esta disciplina estudiaron qué es la creatividad apoyándose en la teoría del pensamiento lateral de  Eduard de Bono teoría que identifica competencias tales como "inconformismo" y "pensar fuera de la caja" para ser creativo. La conclusión de estos estudios era fue que, en el ajedrez, los ordenadores eran más creativos que los seres humanos. 

En marzo de este año sucedió un acontecimiento que muchos tildan de histórico: la irrupción del programa AlphaGo con una victoria sobre uno de los mejores jugadores humanos de Go del mundo (una década antes de lo que la mayoría de los expertos creían posible). La victoria y el salto hacia adelante sólo son una parte del porqué de su importancia histórica. La otra parte, la más importante, es la forma en que esta victoria se logró.

El programa se desarrolló con una intervención mínima de los seres humanos, utilizando un enfoque muy diferente a lo que se había realizado hasta ahora. En lugar de desarrollar una serie de reglas y de directrices formuladas por los seres humanos, a AlphaGo se le dio una librería de cientos de miles de juegos en línea de los mejores jugadores para que el propio programa las estudiase utilizando su aprendizaje profundo y las redes neuronales. Eso fue el núcleo de la función de evaluación que, más tarde, el propio programa refinó con más de 30 millones de partidas contra sí mismo. 

El resultado fue una victoria aplastante de la máquina ante un legendario jugador humano que todavía está en su mejor momento, con varios movimientos clave que dejaron a muchos profesionales alucinados.

Un reputado profesional expresó su profunda sorpresa ante esos momentos clave de esta forma: "El paso 37 en la segunda partida fue un movimiento realmente sorprendente, algo muy diferente de lo que había visto anteriormente”.

Muchos comentaristas dijeron, de ese movimiento en particular, que un jugador profesional humano en realidad no hubiera jugado nunca ese movimiento. ¿Qué calculó exactamente AlphaGo cuando hizo ese movimiento?

Después de la partida, los investigadores examinaron a AlphaGo para ver lo que en realidad estaba pensando en el movimiento 37. AlphaGo tiene un modelo de lo que los humanos van a hacer en esa situación. Es la parte de AlphaGo que está entrenada a partir del estudio de los seres humanos para predecir lo que éstos harán en esa situación. 

Detectaron que AlphaGo consideraba que existía una probabilidad de uno entre diez mil de que un jugador humano jugase ese particular movimiento.

¿Por qué era eso posible? La base de movimientos humanos constituía un punto de partida, pero AlphaGo era capaz de analizar otros movimientos, aunque su sesgo fue de las mejores opciones "humanas", y la búsqueda profunda permitía llegar a la conclusión de un movimiento hecho que los mejores jugadores humanos daban como “la mejor opción”. Esto era lo que había sucedido un par de veces en la partida.

AlphaGo no sólo sabía lo que era habitual en el juego de los humanos, sino que a través de su propia búsqueda y del juicio fue más allá de esas opciones para jugar deliberadamente lo que se consideró inicialmente un movimiento muy poco probable de ser jugado por un ser humano. Aunque puede haber casos en otros campos en los que se ha demostrado este nivel de juicio y la creatividad, este ejemplo de AlphaGo no deja ninguna duda.

¿Dónde queda entonces la humanidad? ¿Otra batalla perdida? No tanto. El error es considerar la palabra "batalla", y hablar de "ganar" o de "perder". La creatividad no va de eso (de ganar o de perder), sino de comprender que no importa cuánto sepamos, siempre hay algo más, algo que no habíamos considerado, y que cuando nos damos cuenta de eso cuando realmente abrazamos el infinito.